La antigüedad de este herbívoro es de 93 a 91 millones de años. Pesó 25 toneladas y midió casi 20 metros.

La Subsecretaría de Cultura de la provincia del Neuquén, presentará en conferencia de prensa el hallazgo de un dinosaurio saurópodo del cretácico superior de Patagonia, bautizado con el nombre “Choconsaurus Baileywillisi”. Los responsables de la investigación son los doctores Edith Simón, Leonardo Salgado y Jorge Calvo. La presentación se llevará a cabo el próximo 14 de febrero a las 11 horas en el Centro Cultural Provincial J.B. Alberdi (Alberdi 12 de Neuquén capital).

Cabe recordar que Cultura provincial, a través de la Dirección Provincial del Patrimonio Cultural, es por ley la autoridad de aplicación respecto de las autorizaciones para realizar investigaciones paleontológicas en el territorio neuquino, lo que implica pedir autorización y que cada hallazgo sea comunicado en conjunto. Por su parte, desde el área paleontológica de este organismo dependiente de la subsecretaría de Cultura provincial, se los acompaña durante el proceso de investigación.

La importancia de este hallazgo reside en que es poco frecuente encontrar dinosaurios saurópodos en la Formación Huincul, de manera que el Choconsaurus bailewillisi provee nueva y relevante información en su ADN. Este dinosaurio amplía el registro de los titanosaurios con características primitivas en el Cretácico Superior, siendo el más completo de la provincia del Neuquén, ya que se recuperó el 25% de su esqueleto. El ejemplar además tiene 93 a 91 millones de años de antigüedad.

Fue encontrado en el sitio paleontológico La Antena, 500 metros al norte de la localidad de Villa El Chocón. Ese porcentaje de su osamenta consiste en parte de la mandíbula (dentario derecho), parte del cráneo (premaxilar y maxilar incompletos), siete dientes, cuatro vértebras del cuello (cervicales), cautro fragmentos de costillas del tórax, diecinueve vértebras de la cola (caudales) y un pequeño hueso de la cola y un pequeño hueso de la cola llamado chevron.

Dinosaurio saurópodo

El dino hallado corresponde a un saurópodo, de cuerpo robusto, cabeza pequeña, cuello y cola largos. Se puede deducir que fue un animal de tamaño mediano a grande, Se estima que alcanzó entre 18 y 20 metros de longitud y su peso debió ser de aproximadamente 25 toneladas. Corresponde a una especie nueva ya que presenta una combinación de características anatómicas únicas. La mayor parte de ellas son detalles en las vértebras de las espalda, algunas en las vértebras de la cola y en huesos de la cintura escapular.

Se emparenta con los titanosaurios, y dentro de este grupo presenta algunas características primitivas. Es pariente cercano de Andesaurus delgadoi y el Argentinosaurus huinculensis, ambos de la provincia del Neuquén. También lo es del Malargüesaurus florenciae y Mendozasaurus neguyelap, de Mendoza, y del chubutense Epachthosaurus sciuttoi.

Altos como un edificio de tres pisos

Los saurópodos eran dinosaurios de enormes proporciones, los cuales exhibían un característico cuello largo, una cabeza pequeña, patas gruesas y una cola robusta. Los cuellos de los saurópodos podían presentar 10 o más vértebras cervicales. Por lo general, los dientes de los saurópodos eran espatulados o lanceolados, por lo que no resultaban efectivos para la masticación. Debido a ello, los saurópodos ingerían piedras denominadas gastrolitos, las cuales facilitaban los procesos de digestión al remoler los vegetales en la molleja. Las aves modernas (al no poseer dientes) y los cocodrilos emplean el mismo sistema. Los saurópodos eran animales de hábitos gregarios, lo cual es corroborado por huellas fósiles y grandes zonas de anidación descubiertas en Argentina e India.

Los científicos piensan que el hecho de que estos herbívoros no masticaran la comida, tuvieran muchas crías, pulmones como los de los pájaros actuales y un ritmo flexible del metabolismo les permitió dominar el mundo durante 100 millones de años.

Los saurópodos tenían largos cuellos. Según los fósiles encontrados, los científicos saben ahora que sus cuerpos podían llegar hasta los 40 metros de longitud y 20 de altura, el equivalente a un tercer piso de un edificio.