El emblema peruano tuvo que dejar el campo de juego por un malestar en su pierna izquierda, a los 65 minutos de juego del partido entre Flamengo y Bahía. Aún restan tres semanas para el primer choque del repechaje entre los de Gareca y Nueza Zelanda.

El pueblo futbolero peruano encendió unas velas. Y el Tigre Gareca también. Es que, a tan sólo tres semanas para el decisivo repechaje frente a Nueva Zelanda, el emblema de la selección, Paolo Guerrero, se retiró lesionado del campo de juego durante el partido que disputaron Flamengo y Bahía.

En un encuentro áspero y disputado, Flamengo se quedó con el triunfo por 4-1 con una ráfaga de goles en los últimos 10 minutos de partido. Pero los flashes se los llevó el delantero peruano, que recibió una dura infracción en el primer tiempo y tuvo que ser ayudado por sus compañeros para levantarse.

Desde ese momento, Guerrero comenzó a sufrir molestias en la parte posterior del muslo izquierdo y nunca pudo recuperarse. El atacante no superó el dolor y tuvo que ser reeemplazado a los 20 minutos del segundo tiempo. Se especula con que el cuerpo médico de la selección peruana solicitará al Flamengo un informe médico sobre la gravedad de la lesión.