Así lo asegura un análisis de la consultora Ecolatina, fundada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

Los ajustes de tarifas seguirían demorando el cumplimiento de las metas de inflación y en 2018 volverán a impulsar esta variable por encima de la meta oficial prevista en el 10%, pese a lo cual se consolidarían dos años consecutivos de inflación decreciente, rompiendo con la dinámica de la última década, de acuerdo con un análisis de la consultora Ecolatina, fundada por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y conducida por su hijo Marco Lavagna, hasta su asunción como legislador del Frente Renovador.

El dato del IPC Nacional del INDEC arrojó un alza de 1,9% en septiembre, y la suba de los precios acumula 17,6% superando el techo de la meta de inflación del 2017 (17%), impulsados por el alza en los bienes y servicios regulados.

De acuerdo con Ecolatina, la “ambiciosa” meta estuvo más vinculada a contener expectativas que a la realidad económica, ya que históricamente no hay casos de países que partiendo de un atraso cambiario y tarifario hayan logrado una desinflación tan estrepitosa de un año a otro (la suba de precios rozó el 40% en 2016). De hecho, uno de los grandes desafíos para el gobierno en este año electoral era lograr que las negociaciones paritarias no se fijen considerando la inflación pasada y las subas de 20%-25% reflejaron que efectivamente los distintos agentes de la economía reordenaron sus expectativas inflacionarias a la baja.