El servicio de agua potable costará a los vecinos en general 200 pesos mensuales en 2018 si prospera el proyecto de Tarifaria 2018 que presentó el Ejecutivo municipal y está en estudio en el Concejo Deliberante de la ciudad.

Para las viviendas particulares, la iniciativa prevé que el cobro quede en 4 UT y cada una tiene un costo de 50 pesos, es decir 200 en total.

La norma en estudio prevé que las casas con piscina, en tanto, abonarán 10 UT, que resultan 500 pesos mensuales. Asimismo, quienes utilicen el agua con fines comerciales deberán abonar 100 UT, que se transforman en 5.000 pesos mensuales.

En cuanto a los hoteles, alojamientos, clínicas, departamentos y /o viviendas interiores abonarán 5 UT (250 pesos) por unidad habitacional.
Finamente, los súper, híper, estaciones de servicio e industrias deberán pagar 50 UT mensuales, o sea 2.500 pesos.

En definitiva, es un 33% de incremento y está en línea con el 30% de aumento general que prevé la propuesta que lleva la Unidad Tributaria de 38,60 a 50 pesos.