Alejandro Lahitte, representante de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en el consejo directivo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, expresó su preocupación por el impacto que tendría una reducción de $ 230 millones en el futuro de la institución.

Respecto del presupuesto enviado al Congreso de la Nación, Lahitte explicó a Télam Radio que “las cifras ya están dadas y está para aprobarse; obviamente el Poder Legislativo tiene la potestad de aprobarlo, modificarlo o mejorarlo, así que no está cerrado ese tema”.

El representante de CRA en el INTA detalló los informes que realiza mensualmente, en los que selecciona los ítems más importantes del organismo, “y cuando hago esta selección trato varios temas pero hay dos que sobresalen uno es el del presupuesto y el otro es sobre un informe que hizo una consultora al Ministerio de Modernización”.

“Un diagnostico que hicieron y que las mismas autoridades del INTA no lo aceptaron, lo cuestionaron; y en el informe explico cuáles son las razones por las que no tiene credibilidad o por lo menos no lo vemos, todavía no hay nada definido”, contó Lahitte. Este informe, añadió, sólo centra sus observaciones en el INTA Central, cuando el grueso de la actividad del organismo se da en las 53 estaciones experimentales que hay en todas las provincias, las 350 agencias y los institutos de investigación.

“Hacer un diagnóstico y un estudio de planta y de eficiencia del manejo de los recursos humanos desde Buenos Aires, me parece que le quito rigor metodológico e inteligencia al informe y de ahí nuestro cuestionamiento”.

Recordó que el año pasado se reconsidero lo enviado por el Poder Ejecutivo y aseguró que este año creen “que va a ameritar un análisis mucho más profundo; pensamos que alguna comprensión habrá de las bancadas para mejorar las cifras porque las advertencias que hago en el informe son serias”.

El miembro del consejo directivo relató cuál es el rol del organismo para el sector agropecuario. Lo calificó de “estratégico, una porque está presente en todos los sistemas productivos del país; segundo porque es el único que genera tecnologías de proceso que son las que no se pueden vender y son tan importantes como las de insumo a la hora de producir; es el único que las genera y las difunde; tercero hace todas las investigaciones adaptativas de todos los sistemas productivos a todos los ambientes que hay en las distintas regiones del país”.

Por último, Lahitte recalcó que ellos están “sólidos” en su posición, y concluyó: “Creo que tenemos argumentos válidos, y por supuesto de cara a la nueva gestión que va a encarar el nuevo ministro Miguel Etchevehere, creemos que en un ámbito de diálogo y concertación, de búsqueda de consenso vamos a llegar a buen término porque hay razones que asisten para que sea así”.