El papa Francisco afirmó este jueves que no se puede "crecer en la santidad sin crecer en una comunión mayor" y pidió una "reconciliación" entre católicos y metodistas, a quienes animó a recomponer "una unidad que no es uniformidad sino comunión".

"Mirando adelante más allá de cincuenta años tenemos una certeza: la de no poder crecer en la santidad sin crecer en una comunión mayor", aseguró el Pontifice al recibir a una delegación del Consejo Metodista Mundial en el Vaticano, ocasión en la que pidió una "reconciliación" entre católicos y metodistas.

Fundado en 1881 y con más de 50 millones de fieles en todo el mundo, el metodismo mantiene algunas diferencias teológicas y episcopales con el catolicismo, que la Iglesia de Roma busca recomponer desde 1967, con la creación de una comisión mixta para el diálogo bilateral.

"Este es el camino que se abre en el camino de una nueva fase de diálogo que está por verse en el tema de la reconciliación", agregó el Pontífice de cara al grupo al que encontró en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico. "No podemos hablar de oración y caridad si, juntos, no rezamos y no trabajamos para la reconciliación y plena comunión entre nosotros. Que su trabajo por la reconciliación sea un regalo, y no solo para nuestras comunidades, sino para el mundo", planteó el obispo de Roma.