Puigdemont tiene al menos una semana más para dar marcha atrás a sus planes antes de que el Senado apruebe las medidas extraordinarias.

El plan para abortar el proceso secesionista en Cataluña fija unas elecciones anticipadas para enero, según el acuerdo alcanzado entre el gobierno español de Mariano Rajoy y la oposición socialista en torno a las medidas que se adoptarán para intervenir en la norteña región al amparo del artículo 155 de la Constitución española.

Así lo afirmó hoy la ex ministra socialista Carmen Calvo, quien encabeza las negociaciones del Partido Socialista (PSOE) con el Ejecutivo español respecto a Cataluña.

"El secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, tiene absolutamente claro desde el minuto uno que esto tiene que llevar a Cataluña a unas elecciones", dijo Calvo en declaraciones al canal TVE, tras ratificar que enero -sin más especificaciones- es la fecha que fija el acuerdo entre su partido y el gobierno español, como adelantó la prensa.