Aunque inicialmente se pensó en dos bombarderos, ninguna de las dos partes quiso confirmar el número de B-1B desplegados después de que imágenes del simulacro enviados a los medios mostraran solo un avión participando en los ejercicios.

Estados Unidos desplegó hoy al menos un bombardero estratégico B-1B en el marco de las maniobras aéreas que realiza esta semana con Seúl en la península coreana y que suponen una nueva exhibición de fuerza ante el desafío armamentista del régimen de Pyongyang.

La aeronave, que tiene la capacidad de romper la barrera del sonido y de portar armamento nuclear, realizó ejercicios de bombardeos simulados con cazas furtivos estadounidenses F-22 y F-35 y cazas F-15 surcoreanos como parte de las maniobras anuales "Vigilant ACE", informó un portavoz de la Séptima Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Las maniobras se llevaron a cabo en el campo de Pilsung, en la provincia de Gangwon, a unos 155 kilómetros al sur de la frontera con Corea del Norte, según detalló más tarde un vocero del Ministerio de Defensa surcoreano citado por la agencia de noticias EFE.