Esta tarde, alrededor de las 15.59 horas hubo un incendio en la vivienda de la calle Santa Isabel 330 entre Avenida Carlos H. Rodríguez y San Martín de la localidad.


Según se pudo indicar, el propietario de la vivenda habría incendiado parte del mobiliario que se encontraba en una de las habitaciones, lo cual produjo la rotura de los vidrios del lugar.
En el lugar además la policía secuestró un arma de fuego que se encontraba en la parte siniestrada.
La información recogida en el lugar establece que el hombre, visiblemente alterado habría encontrado envolturas de estupefacientes, y por ello habría tomado la decisión. Hubo otras oportunidades donde se produjo procedimientos policiales relacionados con droga y armas.
Se produjo un altercado con otro hombre que llegó al lugar e intentó agredir al propietario.