Los boqueteros que ingresaron al mercado Chino del barrio Altos del Sur de Plaza Huincul, se llevaron mercaderías y carne en una cantidad no precisada. 

El robo fue preciso dado que el boquete se hizo en un lugar donde había ladrillos en vertical y, aparentemente, fuera del rango del alcance de las cámaras. Los malvivientes, como se informó, actuaron en la madrugada y abrieron un boquete en un lateral del amplio edificio por donde sacaron los bienes. Ese lugar es prácticamente invisible desde la calle y da a un sector desocupado del reservorio de agua del barrio Altos del Sur, lo que fue aprovechado por los ladrones.