El técnico informático Diego Lagomarsino, sostuvo que se lo acusa de haber participado "de ese plan proveyendo un arma a ese grupo para que lo maten".

Sobre la participación que le atribuye el fiscal Eduardo Taiano, Lagomarsino- en diálogo con Radio 10- indicó que se centra en "un arma que estaba a nombre mío, con municiones viejas, un arma vieja", y consideró que "hay muchas cosas tiradas de los pelos" en la investigación.

Otro de los puntos que puso en duda tiene que ver con las conclusiones de la pericia de Gendarmería -que señaló que a Nisman lo mataron dos personas-, en la que se basó Taiano para llamarlo a indagatoria y colocarle una tobillera electrónica para controlar sus movimientos.

"Cuando me muestran la imagen final de Alberto con la rodilla derecha en tierra y la pierna izquierda a 90 grados, ¿Cómo logran esa posición a partir de una persona totalmente drogada?", se preguntó.