"De medida gremial no tiene nada, es una medida de fuerza en defensa de la situación judicial de Moyano", aseguró el diputado nacional sobre la protesta del 21 de febrero próximo.

 

El diputado nacional Pablo Tonelli (Cambiemos) afirmó hoy que la marcha del 21 de febrero próximo convocada por el gremio Camioneros es "infustificada" y aseguró que "lo que mueve a (Hugo) Moyano a reclamar es su situación judicial".

"De medida gremial no tiene nada, es una medida de fuerza en defensa de la situación judicial de Moyano", repitió el legislador en declaraciones a FM La Patriada. "Hasta puede ser interpretada como una interferencia en la justicia. Lo que están buscando es que a Moyano se lo desligue de las actuaciones que están en curso", añadió.

El diputado indicó que el secretario general de Camioneros "debería presentarse ante la justicia y aclarar su situación que es lo que hace cualquier ciudadano común".

Cambio de doctrina de las fuerzas de seguridad

 

Tonelli también se refirió al "cambio de doctrina" sobre las fuerzas de seguridad que respaldaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich tras el caso del policía Luis Chocobar, procesado y embargado por balear y matar a un delincuente que apuñaló a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca.

"Lo que que planteamos es que la actuación de las fuerzas de la policía, por principio, debe considerarse legítima y no como ocurriría con el gobierno anterior que se consideraba por principio ilegítima", manifestó.

"La presunción es que el integrante de la fuerza de seguridad actúa legítimamente y quien actúa ilegítimamente es el presunto delincuente. Después si las pruebas demuestran lo contrario hay que aplicar las leyes en función de ese cambio", agregó.