En 2017 se percibió un importe de $97.802.053,33, lo que representa un incremento de 138 por ciento con respecto a 2016. Para este año se proyecta un aumento del 120 por ciento.

De acuerdo con un informe difundido por el ministerio de Salud de la provincia, durante 2017 se logró generar un recupero financiero de $97.802.053,33, lo que significa un incremento de 138 por ciento con respecto al ejercicio 2016. Del documento también se desprende que lo recaudado superó en un 77 por ciento lo presupuestado para ese mismo año. Este superávit de recursos se tradujo en mayor adquisición de bienes de capital, pagos de servicios y funcionamiento de los hospitales y centros de salud de la provincia.

Asimismo, el informe elaborado por la dirección provincial de Prestación y Recupero Financiero expone que la facturación total efectuada por los distintos centros asistenciales de la provincia a obras sociales, gerenciadoras, prepagas, ART, compañías de seguros, entre otros, supera el importe de $162.902.245,07, lo que representa un crecimiento del 30% con respecto a 2016, concentrando el mayor porcentaje de facturación las obras sociales del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) y el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados-PAMI.

En cuanto a las proyecciones para este año el informe estima un incremento del recupero financiero del orden del 120 por ciento. La estimación se realiza en base a lo presupuestado para el año anterior, en concordancia con los distintos convenios a efectivizar, continuidad de percepción de cobros y dinamismo en la metodología de facturación debido a las implementaciones de tecnología que agilizan los distintos procesos que conlleva la misma.

Aplicación de recursos

En relación con la aplicación de los recursos efectivamente percibidos en 2017, el informe detalla que se ejecutó el 66%, por un importe total de $57.098.871,24, de los cuales se descentralizaron a las cuentas bancarias de cada efector, a través de fondos permanentes, un total de $41.049.415,41, superando la suma enviada en 2016 en un 66 por ciento.

En el discurso pronunciado el jueves pasado con motivo de la entrega de vehículos para el sector sanitario, el gobernador Omar Gutiérrez destacó que los fondos recuperados “van redirigidos a obras para fortalecer el sistema provincial de Salud, tales como equipamiento, insumos, tecnología, ampliaciones y refacciones de edificios”.

En tal sentido, el informe precisa que la ejecución de gastos con el dinero procedente del recupero financiero durante 2017 se distribuyó de la siguiente forma: contratación de personal, 15%; bienes de consumo, 26%; servicios, 30% y bienes de capital 29%. Entre estos últimos se destaca la compra de cinco vehículos, por un total de $3.439.245, destinados a los hospitales de San Martín de los Andes, Plottier, San Patricio del Chañar, Chos Malal y Castro Rendón de la ciudad de Neuquén.

Con respecto a los bienes de capital adquiridos destinados al funcionamiento y mejora de los distintos hospitales, se detalla la compra de equipos de oficina, televisores, sillas, aires acondicionados, lavarropas, heladeras y equipos de vigilancia, entre otros. Para el área de fortalecimiento informático, conectividad y comunicación, se adquirieron monitores, estabilizadores, impresoras, scanners, computadoras, software y equipos de comunicación, entre otros. Mientas que en materia de equipamiento hospitalario se compraron digitalizadores de rayos x, desfibriladores, lámparas cialíticas, camillas, camas eléctricas, monitores de presión arterial, respiradores, instrumental quirúrgico, oxímetros, manómetros, electroestimuladores e instrumental de laboratorio, entre otros elementos. Todo el equipamiento suma un total $ 12.977.568,60 cifra que supera en un 242% lo ejecutado en 2016 con respecto a esta partida.

El ministro de Salud, Ricardo Corradi Diez explicó que “el recupero financiero procede de aquellos pacientes que tienen una obra social o sistema de salud prepago, pero se atienden en los hospitales o centros asistenciales públicos”. Agregó que “el hecho de que tengamos un sistema gratuito no implica que no tengamos que hacer el trámite de gestión para recuperar los fondos que la obra social o sistema prepago le retuvo a esas personas”.

El ministro se mostró muy conforme con el resultado financiero arrojado en 2017 y pidió al personal de salud continuar utilizando este recurso que permite a los neuquinos recuperar el dinero financiado por las obras sociales o prepagas.

Recordó que “al principio de la gestión hubo mucha controversia por la sanción de la nueva Ley de Arancelamiento Hospitalario -denominada Ley Nº 3012 de Recupero Financiero de Servicios de Salud-, la cual entró en vigencia en septiembre de 2016. Hoy estamos muy contentos y esperamos mucho más de este recurso”.

“Al paciente no le cambia su condición de poder atenderse de manera gratuita, pero al sistema le sirve muchísimo poder cobrar esa herramienta financiera, para mejora de los servicios que ofrece”, concluyó Corradi Diez.