Diego Bialolenkier, el endoscopista que realizó el procedimiento a la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin tras el cual falleció, dijo que "abandonó la práctica cuando le comunicaron que se estaba descompensando", aseguró su abogado Isaac Churba.


El letrado destacó en declaraciónes radiales que la endoscopía de la cual Balolenkier participa "duró entre cuatro y cinco minutos" y que "con el endoscopio llega rápido al órgano que quiere estudiar y cuando insufla aire para distender el órgano le comunican que a paciente se estaba descompensando".

Churba aseguró que en ese momento "abandona la práctica para que trabajen los médicos y reanimen a la paciente, algo que lamentablemente no logran".

Para el abogado "las endoscopías no se filman" y aseguró: "hay muchos méd
icos que toman fotografías antes del procedimiento y después, cuando el órgano esta distendido. Pero el abandonó la práctica antes de tomar esas fotografías, cuando le avisaron que la paciente se descompensaba".