El subsecretario de Mantenimiento Vial, Juan Manuel López Osornio, informó que mañana, de 8.30 a 15, se reducirá el tránsito a un solo carril en ambas manos de la Ruta Provincial 7, a la altura del Cañadón de las Cabras, para ejecutar importantes reparaciones en la calzada que presenta “hundimientos muy pronunciados” como consecuencia de los movimientos de suelo por la construcción del tercer puente.

López Osornio advirtió que en el lugar trabajarán dos cuadrillas municipales en simultáneo y que los trabajos comprenden desde el reemplazo de material del suelo por material calcáreo a la compactación y pavimentación en ambos lados de la ruta.

Indicó que la obra se efectuará en el mismo día y que “concluidos los trabajos, alrededor de las 15, abriremos la calzada inmediatamente al tránsito”.

Advirtió que se tomaron recaudos para la seguridad de los automovilistas, por lo que desde antes de que inicien las tareas está previsto señalizar todo el sector y colocar carteles advirtiendo la presencia de personal municipal 300 metros antes de la obra.

No obstante, el subsecretario insistió en pedir a los automovilistas que transiten con precaución atendiendo la indicación de los barandilleros, de los inspectores de Tránsito, de Defensa Civil y de los efectivos de Policía.

Acerca de la motivación de la obra, explicó que el pavimento cedió por la colocación de pilotes por donde cruzará el tercer puente sobre la Ruta Provincial 7, “lo que pone en riesgo a los automovilistas que se trasladan hacia y desde Neuquén”.

“Por esta razón se resolvió ejecutar los trabajos y reducir al tránsito las calzadas en ambos sentidos de circulación, cuidando dejar un carril libre para los vehículos”, dijo.

López Osornio apreció que la reparación comprende “más de 60 metros cuadrados de calzada”, para lo cual además de “dos dotaciones de empleados municipales trabajando habrá mucho movimiento vial con camiones y maquinarias, de ahí que requerimos colaboración y precaución a los conductores”.