Comenzaron los trabajos de limpieza y remoción de escombros en la Torre Talero, en el marco del plan integral de mantenimiento y recuperación que el municipio ejecuta sobre ese edificio histórico de la ciudad en conjunto con el Colegio de Ingenieros.

talero2

El secretario de Obras Públicas, Guillermo Monzani, dijo que se trata de trabajos de seguridad que tienen que ver con la estabilidad de la Torre. “En los techos de chapas había escombros, piedras y algunos desprendimientos de la estructura misma, por lo que conjuntamente el área de defensa Civil y de Servicios Urbanos realizaron conjuntamente estas labores que era necesariamente el primer paso”, manifestó.

Explicó que ayer por la tarde se inició el retiro de escombros sobre los techos “que estaba causando alguna tensión en el resto de la estructura”. Señaló que tras este primer paso, la próxima semana será el turno de los estudios de suelos que “se hacen por medio de percusión y eso produce vibraciones, por eso era importante liberar de peso a la construcción”.

Luego, el Colegio de Ingenieros hará los estudios y diagnósticos para conservar la estabilidad de la Torre y realizar el proyecto ejecutivo para llevar a cabo el plan de recuperación, para el cual tendrá un plazo de 120 días.

“Estamos dando un paso fundamental para un monumento tan preciado por los neuquinos”, dijo Monzani.

El funcionario recordó que a fines de marzo el intendente Horacio Quiroga había firmado el convenio con el presidente del Colegio de Ingenieros, Marcelo Fernández Dotzel. “En el acuerdo se estableció que gran parte de los trabajos estarán a cargo del Colegio y el resto los ejecutará la Municipalidad, por ejemplo, la contratación de los estudios de suelos, el trabajo de los dibujantes y las tareas menores como han sido estos operativos de limpieza para llevar a cabo las remediaciones quitando los escombros del techo”, detalló.

El funcionario insistió en la importancia de contar con “rigor profesional y técnico” y por eso destacó el trabajo conjunto que se hará con el Colegio de Ingenieros. Los profesionales hacen el diagnóstico de la situación, evalúan soluciones, diseñan el proyecto ejecutivo, los planos y presupuestan la obra para indicarle al municipio cuánto tiempo e inversión demandarán las tareas para resolver la situación de la Torre.

Monzani concluyó que de esta manera “estamos dando un paso fundamental para un monumento tan preciado por los neuquinos” y remarcó que “estas son políticas de concreción”.